Dom. Nov 28th, 2021

EMISORA VIBRA POPAYAN

Energía que te mueve

Con cacerolazo, ciudadanos protestaron contra el gobierno

9 min read

Por: El Nuevo Liberal….

En Popayán hay opiniones divididas por la forma cómo terminó la masiva movilización ciudadana en el marco del paro nacional. Este viernes, los estudiantes lideraron un multitudinario cacerolazo, reafirmando su posición pacífica.


Definitivamente, en Popayán la movilización ciudadana fue contundente, multitudinaria, creativa y participativa, como lo plantearon los dirigentes sindicales y sociales, a la hora de anunciar un paro contra el actual gobierno de Iván Duque.

Esa fue la respuesta que los ciudadanos dieron a la pregunta hecha por este último sobre de qué le hablaban, como bien quedó plasmado en los carteles que los marchantes usaron en el cacerolazo y el jueves mientras recorrían la ciudad.

“Un éxito, la verdad muy bonito ver este Parque Caldas lleno antes y durante las movilizaciones, muestra que la gente está despertando políticamente, superando el miedo y la violencia, eso me llena de orgullo”, dijo un pensionado de la fuerza pública que participó con su esposa.

Esa era, entonces, la postura generalizada de las personas que participaron en esta jornada de protesta, programada con aproximadamente un mes de anticipación. De ahí el éxito de la actividad, no solo en Popayán sino en las demás ciudades del país.
Sin embargo, al caer la tarde y los marchantes se retiraban del Parque Caldas, algunos encapuchados aparecieron en escena, lanzándole bombas con pintura a la fachada de la alcaldía así como a la gobernación.

Después, empezaron a lanzarle elementos contundentes a los ventanales, generándose una reacción entre los estudiantes y otros marchantes, quienes no querían que se desdibujara el carácter pacífico de la movilización.

“Váyanse para otro lado, no venga arruinar la marcha, sáquenlos, sáquelos”, gritaban los estudiantes, quienes se enfrentaron a los encapuchados al punto que se atrevieron a quitarle los pasamontañas y a increparlos, exigiéndoles después que se retiraran del lugar.

Pasaron unos minutos, y a pesar de la posición de no permitir la violencia, los encapuchados superaron en número a los primeros, violentando la entrada de la alcaldía. Por eso se dio la irrupción violenta del Esmad de la Policía.
En este punto de la historia ya surgen varias versiones, incluso la dada por el comandante de bomberos de Popayán, capitán Juan Carlos Gañán, la cual “esos sujetos nos son estudiantes, son delincuentes, quienes protagonizaron los hechos de violencia en este punto del centro histórico”.

Ese mismo planteamiento lo realiza Hernán Ospina, líder estudiantil, quien recalcó que “los sujetos que protagonizaron los desmanes son ajenos a la universidad, personas que se infiltraron para desdibujar la contundencia de la amplia movilización social que adelantamos ese jueves, son más de 40 mil ciudadanos que se unieron a la jornada, entonces los hechos violentos fueron después de la actividad, aspecto que queremos dejar claro”.

Paso seguido, el representante de los estudiantes recalca la postura de sus compañeros de expulsar a esos violentos, quienes portaban capucha, como bien quedó registrado por el equipo fílmico de esta casa editorial.

A pesar de eso, después de las 4:30 de la tarde, se presentaron enfrentamientos entre algunos de esos encapuchados y el Esmad, creando un ambiente de miedo, zozobra y terror entre los demás ciudadanos, a raíz de la detonación de las ‘papas explosivas’ y de gases lacrimógenos.

Fue así que en medio de esta situación, se presentaron los daños a la sede del Icetex y demás mobiliario urbano de este sector del centro histórico. Luego, entrada la noche, organismos de socorro evacuaron a los residentes del Edificio Altozano, aunque algunos de ellos se negaron abandonar sus propiedades.

“Muy, pero muy triste, que una actividad tan bonita como fue la marcha de hoy terminara en esto, en tener que salir de la casa por seguridad, luego que empezaran a quemar las cosas, a destruir las edificaciones vecinas a la facultad, además por el temor de las papasbombas, estoy decepcionada, porque yo marché pero ver cómo terminó la jornada a uno sin ganas”, dijo Aura Libia Espinoza, habitante de Altozano.

Ahora bien, luego de esto, las autoridades decretaron el toque de queda, de ahí que el enfrentamiento en la facultas de humanidades se dispersó a otros punto de la ciudad.

“Acá en La Pamba llegaron esos venezolanos que se mantienen en los semáforos del barrio Modelo hacer daños, entonces vino la Policía y les echó lacrimógeno, claro, esos generó mucho temor”, indicó un habitante del lugar.

La anterior escena se repitió en barrios como La Esmeralda, Pandiguando, El Empedrado, Alfonso López, donde algunos manifestaron continuaron atacado a la fuerza pública.

 

Pin It on Pinterest