Mar. Jul 7th, 2020

EMISORA VIBRA POPAYAN

Energía que te mueve

21 nuevos casos positivos para coronavirus en el Cauca. informe especia

13 min read

Por: El Nuevo Liberal…

Después de casi tres meses de tener un crecimiento moderado, la velocidad de la transmisión del Covid 19 ha llegado a niveles que amenazan con el colapso del sistema de salud. En Cauca los contagios crecieron el 40% en la última semana

Con 18.140 muestras procesadas, el informe del Instituto Nacional de Salud  sobre la dinámica de la pandemia en el país registró: 3.178 nuevos casos, 167 fallecidos y 2.007 recuperados, para un total de: 91.769 casos de COVID-19 3.106 fallecidos y 38.280 recuperados con 725.828 muestras procesadas.

La cifra de hoy es un poco superior al promedio diario que la semana anterior era de 3.045.

21 de los nuevos casos se reportaron en el Departamento del Cauca, con lo que suman 352 casos confirmados desde el comienzo de la pandemia.

Esta es la distribución regional de los nuevos casos reportados hoy:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es whatsapp_image_2020-06-23_at_17.07.29_0.jpeg

Reportan desde el @INSColombia que de los 167 fallecimientos, ochenta y seis ocurrieron en el departamento del Atlántico y 31 en Bogotá.

En el Cauca hay 352 casos confirmados hace ocho días había 232, el promedio diario ha pasado de 9 a 15, pero sigue siendo una de las regiones del país con menor afectación: 22 casos por cada 100 mil habitantes, mientras que en el Atlántico, que es el departamento que se convirtió en el foco de la pandemia, se registran 778 casos por 100 mil habitantes.

EnPopayán hasta el dopmingo anterior había 132 casos y tres  fallecidos. Dos pacientes recibían atención en unidades de cuidados intensivo y otros seis están en habitaciones de hospitales. En todo el Cauca había 35 pacientes hospitalizados y 8 en cuidado intensivo.

El promedio de casos en el país ha pasado de algo más de 2.300 a 3.100 y en una semana se sumaron más de 20.000 casos, con esas cifras el número de casos se duplica en 10 días.

La situación más preocupante está en el crecimiento de fallecimientos, así como en el número de personas que requieren atención intra hospitalaria. El viernes más de 5.000 personas estaban en hospitales, mientras que el fin de semana anterior había 3.6000 con lo que el crecimiento de la demanda de estos servicios fue de casi el 50%. En cuidados intensivos habia 720, con un crecimiento moderado dado que la semana anterior había 700.

A estas cifras hay que sumarle los sospechosos, es decir los pacientes que se encuentran en hospitales que presentan síntomas pero que no han recibido confirmación de que hayan sido contagiados con el virus Covid 19.

En el departamento del Atlántico las camas de cuidado intensivo están prácticamente copadas, aunque las autoridades han hecho un esfuerzo por incrementar la capacidad pero se han encontrado con el obstáculo de que instrumentos como los respiradores no son producidos en Colombia y la alta demanda mundial ha demorado su adquisición.

Bogotá superó el 70% de ocupación de las camas de UCI que se han destinado para atender pacientes covid, situación por la cual en éstas dos regiones se ha tomado la decisión decretar la emergencia hospitalaria, lo que le da la posibilidad a las autoridades de salud de controlar el total de las camas de cuidado intensivo aún si se encuentran en instticuiones prestadoras del sector privado.

En la capital de la república la velocidad de contagio aumentó en forma importante en la última semana, se pasó de tener un promedio de 614 casos a más de 1000 al día. Éste sábado Bogotá tuvo el mayor número de los reportados desde el comienzo de la pandemia: más de 1.500

En la última semana se registró un crecimiento importante de los casos reportados en departamentos que hasta ahora no habían sido muy afectados por la pandemia como es el caso de Sucre, Santander, Cesar y Antioquia. Este último departamento reporta ya más de 3.800 casos confirmados y es ya la quinta regón del país con mayor número de casos después de Bogotá, Atlántico, Valle del Cauca y Bolívar.

Aunque Colombia tiene una tasa de mortalidad por cien mil habitantes relativamente baja, de 5.6, el número absoluto de muertos ha aumentado y llega caso a 3000. El viernes se registró la cifra diaria más alta de fallecidos: 163.

En el departamento del Atlántico se han registrado casi el 50% de los fallecidos del país.

Colombia ha crecido el número de muestras y ya tiene un promedio de más de 16.000 al día e incluso ayer superó las 18.000 reportadas que es casi el topo de la capacidad de los distintos laboratorios  a lo largo y ancho del país. En el Cauca se habían practicado hasta el viernes 4.841pruebas de las cuales el 6% habían resultado positivas. Ese es un número bajo por cien mil habitantes, solo 324, si se compara con Bogotá y Atlántico que hacen más de 2.500 muestras por cada cien mil habitantes.

Nuestro país es el cuarto de la región que más hace pruebas moleculares que son las más certeras y en las estadísticas oficiales no reporta las llamadas pruebas rápidas que tienen problemas de confiabilidad.

Vendrán las recriminaciones y las sindicaciones de que alguien no hizo todo lo que podía hacer para evitar la transmisión del virus y eso ocasionó muertes. O, aún peor, que alguien tomó una decisión que previsiblemente podía generar riesgos de contagio y, como dice la definición, «confió imprudentemente en poder evitarlo», pero al final no lo logra evitar.

Los gobernantes parecen consientes de la situación por eso, la última semana ha sido más de explicaciones que otra cosas y de señalar responsables. Duque fue el primero en advertir el riesgo y el mismo día en que se promovió el comercio con la exoneración del IVA se anticipó a decir: «no es momento de buscar culpables» y sí no es momento pero puede que llegue el momento.

La ministra del interior publicó esa tarde la circular que había dirigido el día anterior a los alcaldes para advertirlos de los controles que debían activar.

Los alcaldes trasladaron las obligaciones a los comerciantes y todos finalmente a la gente.

Ese debate deberá considerar la condición de imprevisible, no prevenible e irresistible de la transmisión del virus.

La difusión de modelos epidemiológicos nos hizo creer que era posible moldear la curva de difusión de la pandemia a nuestro antojo y claro que podemos modificar en algo su rumbo, pero ese parece estar más determinado por un hecho de la naturaleza que por decisiones humanas, pareciera que éstas, cuando son equivocadas, pueden empeorar la situación pero no necesariamente hacerla mejor.

Los juicios de responsabilidad serán inevitables porque tienen el incentivo político de derrotar a un competidor por cuenta de que el virus fue más letal en un  lado que en otro, pero a los gobernantes y a los políticos hay que recomendarles cautela, mientras el virus esté por ahí, cualquier juicio de valor se puede voltear en contra y hasta ahora nadie ha encontrado el remedio como para que lo esté cacariando.

vibrapopayan.com.co | Hosting y desarrollo por mix.com.co .